parallax background

¿Estás preparado para Windows 10 y Azure?‏

 

Azure

Azure es la plataforma de informática en la nube de Microsoft, una colección cada vez mayor de servicios integrados (análisis, proceso, bases de datos, móviles, redes, almacenamiento y web) para moverse con más rapidez, llegar más lejos y ahorrar dinero.

Cualquier desarrollador o profesional de TI puede ser productivo con Azure. Las herramientas integradas, las plantillas precompiladas y los servicios administrados de Azure facilitan en gran medida la compilación y administración de aplicaciones empresariales, para móviles, la Web y el Internet de las cosas (IoT) con rapidez, usando los conocimientos que ya tienen los desarrolladores y profesionales de TI, y las tecnologías que ya conocen. Microsoft es también el único proveedor situado como líder en los cuadrantes mágicos de Gartner de Infraestructura en la nube como servicio, Plataforma de aplicaciones como servicio y Servicios de almacenamiento en la nube por segundo año consecutivo.


 

Funciona con su infraestructura de TI actual

Algunos proveedores de servicios en la nube obligan a elegir entre un centro de datos del cliente y la nube. No es el caso en Azure, que se integra fácilmente con su entorno de TI actual a través de la mayor red de conexiones privadas seguras, soluciones de base de datos y almacenamiento híbridos, así como funciones de residencia y cifrado de datos, de forma que sus activos permanecen justo donde los necesita. Incluso puede ejecutar Azure en su propio centro de datos con Azure Stack. Las soluciones de nube híbrida de Azure ofrecen lo mejor de ambos mundos: más opciones de TI, menos complejidad y menos costos

 
 

Windows 10

Ofrece dos posibilidades diferentes, según el tipo de usuarios y empresas que adopten el sistema operativo y atendiendo a sus necesidades.

Jim Alkove, jefe del equipo de gestión del programa de empresa de Windows, dijo en un blog el que Microsoft va a dejar que las empresas adopten nuevas opciones de Windows 10 con diversas características y funcionalidades, según sus necesidades y con dos nuevas opciones de actualización.

Por un lado, la primera opción, que Microsoft llama “servicios a largo plazo” (Long Term Servicing Branches, como lo ha denominado Microsoft), es para organizaciones como hospitales, empresas de servicios financieros y las torres de control de tráfico aéreo, que sólo quieren actualizaciones de seguridad y críticas, pero no nuevas características y funcionalidades.

Este tipo de organizaciones se ocupan principalmente de mantener sus sistemas de misión crítica en marcha y funcionando, y prefieren tener un control sobre las actualizaciones que se suman a estos sistemas para minimizar el riesgo de tiempo de inactividad.

La segunda opción, llamada “rama para hacer negocios” (Current Branch For Business), incluye actualizaciones de seguridad y críticas, así como nuevas características y funciones para Windows 10, las cuales llegarían a las empresas sólo después de que hayan sido “validadas” por los consumidores y por los primeros probadores, de acuerdo con Jim Alkove.  Esta opción es para los negocios y empresas con una gran cantidad de dispositivos conectados que “no necesitan ser manejados como sistemas de misión crítica y pueden ser actualizados de forma automática”, tal y como explicó el directivo en el blog.

De acuerdo con Alkove, “sabemos que muchos de nuestros clientes esperan una total flexibilidad y control sobre su sistema operativo de forma permanente y la capacidad de escoger la velocidad de la innovación adecuado para cada grupo de sus usuarios es importante para ellos, en lugar de ofrecer un servicio único para todo tipo de usuarios”.